Artículos

Disciplinas libertadoras


Definiendo bases sobre el amor, el matrimonio y el sexo

Sólo tenía 12 años, pero me sentía todo un hombre. Habían llegado las vacaciones de verano en la escuela, y estaba colaborando en el negocio de mi familia. El trabajo era un cambio refrescante luego de los exámenes.

Un día estaba ayudando a entregar una carga de bolsas de cemento. El conductor del camión, un peón de 20 años, era amable conmigo y me alentaba mientras trabajábamos juntos.

--Luisito --me dijo mientras llevaba el camión a un lado del camino--, te estás convirtiendo en un hombrecito pero no tienes papá, de modo que necesitas que alguien te hable acerca de las verdades de la vida.

Mi corazón comenzó a latir con fuerza. Me entusiasmaba pensar que podría obtener repuestas directas de una persona que realmente sabía cómo eran las cosas.

Pero en vez de decirme nada, el conductor del camión simplemente abrió una revista y dio vuelta las páginas mientras yo, incrédulo, observaba fotografías de hombres y mujeres desnudos. Estaba en shock y asqueado.

Después no podía quitar las imágenes de mi mente. Me sentía un mísero pecador, degradado, culpable. Pensamientos impuros comenzaron a invadir mi mente. Antes había sido curioso, pero siempre había resistido a la tentación de mirar tales revistas. Y resulta que, sorpresivamente, alguien me había mostrado una. Era repulsivo.

No fue sino hasta que cumplí los 23 que un hombre me habló francamente sobre el sexo según la Biblia. Yo me sorprendí de lo mucho que la Palabra de Dios dice en cuanto al sexo.

Es un crimen que, como cristianos, dejemos la educación sexual en manos de personas e instituciones que por lo general sólo enseñan acerca de los aspectos físicos de la reproducción y la anatomía. Necesitamos comprender y enseñar lo que Dios dice acerca del espectro total del amor, el matrimonio y el sexo.

1. La Biblia enseña que Dios creó el sexo. Dios creó a Adán y Eva como seres sexuales perfectos ...

Continuar leyendo